Cirugía de la prótesis total del codo.

Recuperar el movimiento del codo

Si usted tiene un codo doloroso y rígido, probablemente evite realizar muchas de las actividades que solía disfrutar. Incluso cosas tan cotidianas como peinarse, vestirse o llevar la compra pueden resultar difíciles sin poder hacer uso completo del codo.Existen muchas maneras de tratar el dolor del codo dependiendo de la causa que lo provoque. Una de las maneras es realizando un reemplazamiento articular del codo. Las prótesis de codo han disminuido el dolor y han mejorado la vida de miles de pacientes. De hecho, en LA CLÍNICA DOCTOR DE LA CERDA tenemos más de 30 años de experiencia en este tipo de cirugía.
La primera prótesis de codo moderna se puso en 1971. Desde entonces, los implantes y las técnicas han mejorado considerablemente. El reemplazamiento protésico del codo conlleva tener menos dolor, más fuerza y más movilidad en el codo.
Hay muchos factores en juego por lo que la decisión final de ponerse una prótesis de codo la tendrá que tomar usted, aunque, por supuesto, contará con el consejo y opinión inicial del Dr. De la Cerda.

¿Por qué me duele el codo?

El codo es una articulación que está formada por tres huesos: el húmero, el cúbito y el radio. El húmero se acopla con parte del cúbito y el radio permitiendo todos los movimientos de la articulación del codo.
En una articulación sana, las superficies articulares del húmero, cúbito y radio están recubiertas de un tejido llamado cartílago, que impide que los huesos tengan contacto directo durante el movimiento articular. Esta capa de tejido permite que la articulación se pueda mover sin que haya fricción o desgaste de las superficies óseas.
Sin embargo cuando la capa de cartílago se deteriora o se daña, las superficies óseas se ponen en contacto produciéndose fricción y desgaste de las mismas así como dolor importante. Las causas más comunes de daño en el cartílago articular son las diferentes enfermedades degenerativas o inflamatorias como la artrosis o la artritis. No existe tratamiento o medicación.

¿Qué es un reemplazamiento total del codo?

En la cirugía de reemplazamiento total del codo, se sustituyen las superficies articulares por implantes de metal y polietileno. El Dr. De la Cerda utiliza unos instrumentos especiales muy precisos para cortar y extraer las partes del hueso que están dañadas.
El implante consiste en dos tallos protésicos que se colocan en la zona intramedular del húmero y del cúbito. Los dos tallos están conectados entre sí en sus extremos por una barra metálica y una pieza de polietileno. Entre los tallos metálicos y el polietileno se forma la nueva articulación.

¿Cómo puedo saber si necesito una prótesis de codo?

El Dr. De la Cerda realizará un examen minucioso de su codo. Este examen incluye una verificación de los músculos y de los tendones para comprobar su fuerza y su arco de movimiento.
También tendrá que describir su dolor y cómo se le ha tratado previamente. Otras preguntas que le harán serán sobre problemas en otras articulaciones y sobre infecciones y otras lesiones que haya tenido en el pasado y que hayan podido afectar a su codo. De igual manera tendrá que detallar todo el tratamiento médico que esté tomando en la actualidad.
Se realizará un estudio completo de su codo mediante pruebas complementarias como Rayos X, tomografía axial computerizada (TAC) y/o resonancia magnética nuclear (RMN), las cuales servirán para comprobar el estado de su codo. Si se decide poner una prótesis de codo, estas imágenes también servirán para que el Dr. De la Cerda seleccione el mejor tipo y el tamaño del implante.

Basado en el estudio clínico y en las pruebas complementarias, el Dr. De la Cerda determinará si es usted el candidato adecuado para un reemplazamiento total de codo. Apesar de que es una técnica muy utilizada, la prótesis de codo se considera de alta cirugía y sólo debe ser contemplada en el caso de que otros tratamientos hayan fracasado. Hay otras alternativas de tratamiento más conservadoras que también se pueden considerar como medicación oral y/o inyectada para el dolor y la inflamación, tratamiento de rehabilitación y otros tipos de cirugía.
La decisión final sobre la cirugía la tomará usted una vez se hayan valorado las ventajas e inconvenientes del tratamiento así como los riesgos potenciales. Se pueden producir complicaciones durante y después de la cirugía como: infección, trombosis, neumonía, aflojamiento del implante y lesión nerviosa. Le podremos contestar a todas estas cuestiones y el modo que hay para prevenirlas y en su caso resolverlas.

Procedimiento clínico de la Prótesis Total de Codo

Antes de la Cirugía

Si usted y el Dr. De la Cerda deciden que es necesario llevar a cabo un reemplazamiento total de su codo a través del estudio y el diagnóstico clínico, se establecerá un día adecuado para su intervención.
Para ello es necesario preparar su situación clínica general por lo que se le hará un estudio completo de su estado cardiopulmonar y un examen de su situación analítica.
Además de ésto, usted nos debe comunicar su estado general, antecedentes personales de otras enfermedades y cualquier tipo de alergia medicamentosa que usted pueda presentar, así como si tiene tratamiento anticoagulante.
Será también muy importante tener un control absoluto de su situación dental para que no exista problema de traslado de gérmenes de la boca, a través de la circulación de la sangre que puedan afectar al nuevo codo.
Se le indicará un tratamiento con antibióticos profilácticos 48 horas antes de la cirugía.
Asimismo se le indicará una pauta de higiene personal que incluirá lavado y cortado de las uñas de los pies y manos y una ducha la noche antes de la cirugía, o la mañana previa a la cirugía si ésta se desarrolla por la tarde.

Durante la Cirugía

El día de la cirugía usted deberá estar en ayunas desde 8 horas antes de bajar al quirófano. Deberá mantenerse en reposo en cama, relajado, rodeado de 2 ó 3 familiares cercanos.
El encargado de llevar a los pacientes a quirófano le bajará por indicación de Anestesista y Cirujano, debiendo los familiares permanecer en la habitación donde serán atendidos por el Dr. De la Cerda inmediatamente después de la cirugía para informar sobre el resultado del proceso quirúrgico. Una vez en el área quirúrgica se le colocará un catéter intravenoso a través del cual usted recibirá la medicación necesaria y los fluidos adecuados durante la cirugía. Generalmente se coloca en el brazo. A continuación se realizará la anestesia general con intubación y/o la anestesia regional axilar del brazo dependiendo del paciente.
La cirugía dura ente 2 y 4 horas dependiendo de la dificultad de cada caso y comenzará con una incisión longitudinal sobre el brazo que dará acceso al codo. Cuando la articulación está expuesta, se utilizan unos instrumentos y guías muy precisos para cortar y extraer las partes del hueso que están dañadas así como para preparar y dar forma al hueso para la colocación de los implantes.
Los implantes se fijan al hueso con un cemento especial para hueso. También es posible que se necesite hacer un ajuste de los ligamentos que existen alrededor del codo para poder conseguir la óptima funcionalidad de la articulación. Cuando el Dr. De la Cerda esté satisfecho con el engranaje perfecto y con la movilidad del codo, se cerrará la incisión suturando la piel y cubriéndola con un apósito quirúrgico. Usted observará que uno o dos pequeños tubos de drenaje, drenarán el fluido corporal necesario para que la cicatrización de la herida sea perfecta.

Después de la Cirugía

Usted pasará a la unidad de cuidados intensivos (cuidados intermedios) donde será vigilado por un equipo de enfermeras e intensivistas que asegurarán la recuperación de la anestesia y las horas importantes inmediatas a la cirugía.
Se controlarán la pérdida de sangre o los fluidos pudiendo ser necesario administrar sangre dependiendo de las pérdidas. Se le administrará medicación profiláctica para la infección y analgésica.
Usted encontrará que se le ha colocado una férula y/o un cabestrillo para mantener el codo en la posición adecuada durante el proceso de cicatrización que permite la seguridad de que la prótesis se mantenga en la posición deseada.
A juicio de los Médicos intensivistas y cuando se haya establecido la recuperación inicial de su cirugía, será trasladado a su habitación.

Evolución después de la cirugía

Cuando esté de vuelta en la habitación, las enfermeras le administrarán la medicación analgésica pautada y procederán a la cura de la herida con cambio de apósito. A las 48 horas se comienzan a retirar los tubos de drenaje y se realizan controles radiológicos para confirmar el buen estado y la colocación de la prótesis. El brazo debe permanecer inmovilizado en el cabestrillo aunque debe realizar frecuentes ejercicios de muñeca y mano para permitir que se reestablezca una adecuada circulación sanguínea por el brazo.
Aproximadamente a los 3 ó 4 días, o cuando el Cirujano lo decida, usted será dado de alta a su domicilio. Se le indicará el tratamiento que debe continuar en su domicilio que está basado en evitar que se presente alguna complicación. Deberá ponerse una medicación antitrombótica que se le indicará en receta médica.
Se establecerá una visita semanal para observar la evolución de la herida quirúrgica y quitar los puntos cuando se considere necesario. Mantendrá la inmovilización en cabestrillo durante aproximadamente 2 ó 3 semanas para permitir la cicatrización de las partes blandas y asegurar un adecuado sustento a la prótesis.
A continuación se le prescribirá un tratamiento de rehabilitación asistido por fisioterapeutas para restaurar el movimiento del codo. Es una rehabilitación progresiva en la que se va avanzando con diferentes ejercicios individualizados y específicos en cada caso. La rehabilitación puede durar varias semanas después de la cirugía. El Dr. De la Cerda le indicará qué tipo de actividades le está permitido realizar en cada fase del tratamiento.
En la mayor parte de los casos, esta cirugía consigue un resultado excelente que le permitirá no tener dolor, liberarse de la rigidez articular previa y volver a recuperar sus actividades normales, dependiendo de su edad y del estado de otras articulaciones.
Inicialmente sus actividades no deben incluir deporte o añadir una excesiva carga sobre su nuevo codo. Se debe evitar cualquier riesgo que pueda desencadenar una segunda cirugía.
Cualquier tipo de problema relacionado con una situación específica deberá comentarla con el Dr. De la Cerda y su equipo de ayudantes.