Unidad de tratamiento del dolor

LA CLÍNICA DOCTOR DE LA CERDA pertenece al Instituto Internacional del Tratamiento del Dolor, “vivir sin dolor” es nuestro axioma.

El objetivo de todos los tratamientos de hoy en día es que el paciente viva con el máximo confort.

Existen numerosas técnicas que a veces evitan el tratamiento quirúrgico y otras muchas refuerzan un tratamiento postoperatorio.

Dentro del arsenal terapéutico disponemos de la realización de bloqueos únicos analgésicos con anestésicos locales de larga duración como la ropivacaína que desarrollan un papel fundamental por su eficacia y pocas complicaciones en el manejo de dolor postoperatorio.

El control del dolor postoperatorio de manera eficaz es uno de los grandes retos en el ámbito quirúrgico. No podemos negar que la mayoría de los pacientes sometidos a una intervención quirúrgica sufren dolor, con intensidad y duración muy variable.

Actualmente, en el periodo post-operatorio, un buen sistema de administración de fármacos para el control del dolor de manera satisfactoria son las bombas de analgesia controlada por el paciente que permiten administrar una dosis de carga, una perfusión continua de analgesia y además la posibilidad de proporcionar una dosis de analgesia a demanda por el propio paciente en función del dolor que tiene, pudiéndose administrar por vía endovenosa.